Quisimos medirlo todo y los números nos explotaron en la cara. Millones de datos disponibles nos hacían creer que podríamos vencer al azar pero el azar solo estaba jugando con nosotros. “A los mercados no les gusta la incertidumbre”. Pero no hay nada más improbable que la vida. Como intentar guardar el big bang en una caja de zapatos. La hoja en blanco podría ser el más aterrador de los disfraces de halloween. Saber que nunca sabrás. Solo cuando entiendas que no puedes dominar la tormenta podrás empezar a bailar en el caos.

No quieras saber dónde estarás mañana, no quieras saber hasta dónde te puede llevar una sonrisa.